ALIMENTACIÓN ANTICANCER

Stop-cancer-live-in-Chula-VistaCada año, más de 1 millón de personas en Estados Unidos y más de 10 millones en el mundo serán diagnosticados de cáncer, una enfermedad que comúnmente se atribuye a la herencia pero donde se sabe que los factores epigenéticos como la alimentación, el estrés y el estilo de vida en general juegan un papel fundamental en la modulación y regulación de su aparición.

En todos nosotros se generan diariamente millones de células anormales que podrían llegar a constituir un cáncer. Sin embargo estas células defectuosas son identificadas por nuestro sistema inmunitario (defensas naturales del organismo) y son destruidas antes de que lleguen a multiplicarse constituyendo un cáncer.

Se ha estudiado la función que ejercen los alimentos en cada uno de los procesos que  modulan y/o previenen el cáncer entre ellos la propiedad anticancerígena, la inhibición del crecimiento de células cancerígenas, el suicidio celular o apoptosis de células tumorales, la anti angiogénesis que es la capacidad de inhibir el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos alrededor del tumor con el fin de evitar el crecimiento y la metástasis, y la estimulación y modulación del sistema inmune, el cual, en un estado de perfecto funcionamiento podría controlar y evitar que el cáncer se manifieste y se propague.

Aunque los medios de información nos saturan con ideales y alimentos milagrosos contra el cancer, este artículo describe brevemente los alimentos que han sido más estudiados científicamente y que están sustentados en publicaciones científicas de revistas como Science, Nature, Cancer Research, JAMA, Nutrition and Cáncer, etc .Es importante recalcar que esta dieta no solo favorece un entorno anti cáncer sino que influye favorablemente en todos los procesos inflamatorios y metabólicos que desencadenan enfermedades como la obesidad, la diabetes, los problemas cardiovasculares y las enfermedades autoinmunes entre otros.

Que evitar o reducir

1- Evitar el consumo de azúcar blanco o moreno, miel, dulces, golosinas, etc. Las células cancerígenas aumentan su metabolismo y división en presencia del azúcar. Una opción es el néctar de agave (aunque en poca cantidad, pues también es “azucarado”) que se extrae de la savia del cactus y que es 3 veces más dulce que el azúcar pero su índice glucémico es muy bajo (3-4 veces menor que el de la miel). Lo ideal es consumir el azúcar de las frutas, por ejemplo con el zumo de la manzana se pueden hacer salsas para carnes y endulzar los jugos.

2- Evitar el consumo de harinas  refinadas (pan blanco, galletas, croissant, buñuelos), arroz blanco, cereales del desayuno. En cuanto a los cereales integrales también se debe restringir su consumo. Aunque tienden a subir mas lentamente el azúcar en la sangre por su mayor contenido de fibra, son carbohidratos que tienden a elevar los niveles de glicemia, un efecto no deseado si hablamos de querer inhibir la división de las células tumorales. Se puede comer pasta en muy pocas cantidades e idealmente de arroz o maíz, ya que si es correctamente cocinada (al dente) su índice glucémico es más bajo. Una buena opción para reemplazar los cereales son la, quínoa y el amaranto por su gran contenido nutricional ( contienen todos los aminoácidos esenciales, contienen fibra y son libres de gluten)

3- Reducir el consumo de papas (también tienen un indice glicemico alto). Consumir frijoles, lentejas, guisantes, judías. Ademas de contener vitaminas del complejo B son una buena fuente de proteína y fibra.

5- Evitar las bebidas azucaradas como los jugos envasados y las gaseosas y los te envasados.

6- Evitar por completo las grasas vegetales hidrogenadas tipo margarina y todas las grasas animales. Utilizar aceite de oliva, linaza,coco, ajonjolí que no estimulan la inflamación en lugar de aceite de girasol o de maíz. Reducir el consumo de fritos, y consumir grasas favorables como el aguacate y las nueces. Excluye el maní, pues ademas de no ser una nuez, tiene ciertas toxinas que se han asociado con la aparición de cáncer de hígado. La nueces son ademas una excelente fuente de calcio. Un vaso de leche de almendras contiene 50% mas calcio que un vaso de leche de vaca.

7- Reducir el consumo de carne roja “no orgánica” (res, cordero y cerdo). La carne roja o las carnes conservadas (embutidos) pueden incrementar la aparición de cáncer colorrectal, mama y próstata entre otros. Restringir su ingesta a no más de 200 gr a la semana. Preferir la producción “orgánica”, obtenida de animales criados al aire libre, en movimiento y alimentado de pastos naturales, ya que estos son más ricos en omega 3. Preferir el pollo, el pescado, entre ellos los de aguas mas frías como el salmon y la trucha por su contenido de omega 3. El atún por su potencial contaminación con PCBs y mercurio se debe consumir no mas de una o dos veces por semana. Las sardinas son una excelente fuente de Omega 3 y calcio, y por ser un animal pequeño en la cadena alimenticia estan poco contaminadas.

8- Evitar las comidas conservadas en sal o con alto contenido de la misma, y preferir la sal marina para cocinar.

9- No consumir agua embotellada en plástico que haya estado al sol o en el congelador ya que se desprenden cancerígenos como los BPA(bisfenol A).

12- Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

13- Eliminar el consumo de tabaco.

14- Reducir el consumo de productos lácteos convencionales ya que contienen cantidades elevadas de ácidos grasos omega-6. Además se ha visto en estudios que la hormona destinada a aumentar la producción de leche en las vacas conocida como somatotropina bovina aumenta el crecimiento de células grasas, y acelera además el crecimiento de tumores malignos. Sustituirlos por productos lácteos “orgánicos” o “ecológicos”, leche o yogures de soja ( menos en  mujeres con cáncer de mama), leche de almendras, ajonjolí, avena, quinoa, arroz, etc.

Alimentos con efectos anticáncer:

1- Las verduras crucíferas (brócoli, repollo, coles de Bruselas, col blanca y roja, esparragos, rugula). Se deben cocinar al vapor para que no se pierdan los glucosilonatos ni la vitamina C que contienen.

2- Incrementar el consumo de frutas frescas muy bien lavadas con agua si se consumen con piel para retirar posibles rastros de pesticidas o consumir frutas de agricultura biológica. Los arándanos, cerezas y frambuesas y todo tipo de frutos rojos ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre y tienen alto poder antioxidante.Tener en cuenta que las frutas también pueden aumentar la glicemia, es por ello que se recomienda no mas de tres porciones al día.

3- Consumir agua con limón o té verde sin azúcar (3 tazas) . Para que el té verde libere las catequinas que son el componente anticáncer, debe dejarse en infusión entre 8 y 10 minutos. Debe beberse antes de que pase una hora desde su preparación ya que se pierden las catequinas.

4- Omega 3: Incrementar el consumo de pescado con alto contenido en ácidos grasos omega-3, La mejor opción en nuestro medio es la trucha ya que su contenido en omega 3 puede ser a veces superior al salmón proveniente de criaderos. El atún y las sardinas en aceite de oliva también son una buena opción. Las semillas de linaza tienen un alto contenido de omega-3 vegetal. Se puede moler 30 grs. de semillas en un molinillo de café e incorporar el polvo en los cereales del desayuno o en un jugo de frutas. Consumir aves y huevos “orgánicos” obtenidos de animales criados al aire libre ya que son ricos en omega 3, o algunos que ya vienen enriquecidos con esta grasa que tiene altas propiedades antiinflamatorias

5- Condimentar los alimentos con cúrcuma ya que es el antiinflamatorio natural más potente, al mismo tiempo que reduce el crecimiento tumoral, inhibe la angiogénesis, produce apoptosis en las células cancerosas y potencia el efecto de la quimioterapia. La pimienta negra potencia la asimilación de la cúrcuma por el organismo. Desde el punto de vista práctico se disuelve una cucharada de café de cúrcuma en media cucharada sopera de aceite de oliva y una pizca generosa de pimienta negra y con ello se condimentan los las verduras al vapor y las ensaladas.

6- Consumir ajo, cebollas y puerros ya que se reducen los efectos de varias sustancias cancerígenas liberadas durante la combustión del tabaco y que se generan en la carne cuando se ha quemado en asador.

7- Consumir setas, preferentemente shitake, maitake y coriolus versicolor ya que tienen un marcado efecto activando el sistema inmune. Las puede cocinar a la plancha, parrilla, en sopas o ensaladas.

8- Consumir jengibre que puede ser molido agregado al té,bebidas o frutas

9- Consumir  dos piezas de cítricos al día.

Lectura recomendada: Anticáncer, de David Servan,http://www.anticancerbook.com un médico neurólogo que luego de su segunda recaída por un cáncer en su cerebro decidió explorar la riqueza de las “Medicinas paralelas” y la nutrición con bases científicas en el manejo contra el cáncer.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s