AÑO NUEVO…. DETOX? RAZONES POR LAS CUALES ES UNA BUENA IDEA

toxins-nuevo

Los programas de desintoxicación se han convertido en un negocio y una moda, tanto que la gente no sabe porque ni como pero se sienten atraídos por la palabra “détox”. La medicina convencional no aduce ningún beneficio ni ve como necesarias tales rutinas, sin embargo, solo por poner un pequeño ejemplo, en las clínicas de dolor crónico cuando hay pacientes con migrañas o cefaleas crónicas los cuales han recibido múltiples medicamentos para tratarlas y aun así persisten se habla de cefalea por medicamentos y en este caso se pausan todas la medicaciones que el paciente recibe. En cierto modo están esperando que el organismo responda con sus mecanismos de desintoxicación y el paciente recupere su capacidad de adaptación. Pareciera que aunque no lo llamen por su nombre en cierto modo aplican la “desintoxicación…”

Cuando hablamos de détox, limpieza o desintoxicación nos referimos a que nuestro organismo se deshaga de residuos de manera eficiente. Si acumulamos toxinas podemos enfermar e incluso subimos de peso. La clave esta en encontrar la manera de activar los procesos de limpieza de nuestro cuerpo y a su vez disminuir la exposición a toxinas.

Si miramos las estadísticas, estamos expuestos a más de 3 millones de kilos de mercurio y otros 1 y medio billones de kilos de otros compuestos tóxicos cada año.

Más de 80.000 sustancias químicas han sido lanzadas al mercado desde la revolución industrial, y muchas de ellas no has sido estudiadas en cuanto a sus efectos en humanos a largo plazo, y para las que han sido probadas los resultados no son tranquilizadores.

Según el EWG (Enviromental Working Group) los recién nacidos en los Estados Unidos tienen un promedio de 287 toxinas en muestras de cordón umbilical, con esta cifra podemos imaginarnos el grado de exposición que tenemos los adultos el transcurso de nuestra vida.

 

Como saber si estamos “tóxicos”?

Aquí se encuentran algunos de los síntomas de toxicidad crónica que tal vez muchos tenemos y no sabemos la causa o el origen de ellos, y donde un protocolo de desintoxicación tendría cabida

  • Fatiga
  • Dolores musculares
  • Dolores articulares
  • Sinusitis crónica
  • Rinitis
  • Cefalea
  • Distensión abdominal
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Intolerancia a los olores
  • Gastritis
  • Trastornos del sueño y la concentración
  • Hambre incontrolada
  • Retención de liquido
  • Dificultad para perder peso
  • Problemas cutáneos
  • Síndrome premenstrual
  • Mal aliento

En un cuerpo saludable el proceso de desintoxicación es fluido, pero cuando el hígado recibe una sobrecarga de toxinas o tiene deficiencias nutricionales que le impiden ejercer un correcto proceso pueden acumularse subproductos que pueden llegar a ser incluso más tóxicos que los ingeridos.

Si hay sobrepeso es porque existe un exceso de grasa corporal. Y donde se acumulan las toxinas? En la grasa! Por ello es importante que si queremos perder peso el paso inicial no es matarnos en el gimnasio sudando y excediendo la capacidad de nuestro cuerpo de disolver dicha grasa lo más pronto posible, porque en ese momento quedan libres esas toxinas que estaban almacenadas en el tejido adiposo y pueden llegar a ser más toxicas que cuando estaban almacenas. Lo primero es optimizar todas nuestras vías de eliminación, desde el intestino, el riñon, y nuestras glándulas sudoríparas para hacer más efectivo este proceso y así no sobrecargar el sistema.

Que es carga tóxica

La carga toxica es un parámetro individual y esta medida por la exposición a toxinas menos la capacidad que tiene cada organismo, ya que somos bioquímicamente únicos, de deshacerse de ellas. Cuando sobrepasamos nuestra capacidad innata de “autolimpieza” se genera una sobrecarga toxica.

Y que nos puede intoxicar?

  • Metales pesados, mercurio, plomo, petroquímicos, pesticidas y fertilizantes
  • Alergias a comidas, alergias ambientales, mohos
  • Una dieta rica en alimentos refinados y grasas de mala calidad
  • El estrés emocional, espiritual y mental contribuye  a disminuir nuestra capacidad adaptativa a ls toxinas
  • Medicamentos, que aunque necesarios, en ocasiones nos sobremedican o nos automedicamos sin necesidad
  • Toxinas internas como bacterias, hongos, y excesos hormonales.

Por dónde empezar

La limpieza de nuestro organismo comienza por lo que comemos. Se promocionan productos homeopáticos, que pueden no estar mal, pero si somos lo que comemos, y si no comenzamos por nuestro plato no existe la gota ni la vitamina milagrosa que absuelva nuestros pecados.

Aquí están los pasos a seguir para obtener una alimentación que facilite el proceso de desintoxicación y favorezca la salud:

  • Comer proteína y grasas de buena calidad, vegetales con baja carga glicémica
  • Enfocarse en un amplio espectro de fitonutrientes, donde todos los platos tengan más de cuatro o cinco colores, ya que el color es uno de los mecanismos por los cuales la planta se defiende del ambiente, y lo mismo hacen dentro de nuestro organismo.
  • Comer orgánico provee una mayor concentración de fitonutrientes y antioxidantes
  • Entre los alimentos que nos ayudan a desintoxicar están las crucíferas (brócoli, coliflor, repollo, kale, coles de Bruselas, rugula, rábano, wasabi, algas) Consumir una a dos tazas de estos alimentos al día
  • Entre las hierbas y condimentos que ayudan a desintoxicar están la cúrcuma, la pimienta de cayena, chili, comino, orégano, canela, cilantro, perejil, tomillo, romero, salvia y la paprika.
  • Una o dos tazas de té verde al día contribuyen a estimular la actividad limpiadora del hígado (en especial las enzimas del glutatión)
  • Los alimentos ricos en azufre como la cebolla, huevos y ajo son importantes ya que este mineral es fundamental para los procesos de limpieza hepática
  • Nutrientes que contribuyen a la desintoxicación
  • Para que el hígado ejerza sus funciones requiere cofactores como vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes.

imagen1

Procesos de metabolismo hepático

                            Cortesía de Nutrabiotics, Nutrición con Consciencia 

  • El paso fundamental es mantener nuestros niveles de glutatión altos. El glutatión es el principal antioxidante del cuerpo y este se alimenta de procesos en los que se ven envueltas las vitaminas del complejo B, el zinc, selenio, entre otros.
  • Otros suplementos que pueden ayudar son la N- Acetil cisteína, la vitamina C en altas dosis y la silimarina

Pasos para una desintoxicación optima:

  1. Identificar y deshacerse de las toxinas
  2. Tomar al menos 10 vasos de agua al día, idealmente filtrada
  3. Sanar el intestino. Debes buscar mover tu intestino al menos una vez al día. Si eso es difícil te puedes ayudar con semillas de linaza, chía o citrato de magnesio. El intestino es la base para mejorar los procesos de limpieza
  4. Comer orgánico
  5. Incluye alimentos desintoxicantes diariamente en tu dieta
  6. Minimiza el consumo de medicamentos y resérvalos para cuando realmente sean necesarios
  7. Evita el azúcar y la harina de trigo refinada
  8. Ejercicio. Si eres sedentario comienza lento, y enfócate en fortalecer tu sistema cardiovascular
  9. Estimula el proceso hepático de desintoxicación
  10. Busca sudar al menos 3 veces por semana con saunas, bañeras o turcos
  11. Limpia tu mente y espíritu buscando formas de manejar el estrés y la ansiedad

El comienzo de año es un buen momento para autoevaluarnos y “resetear” nuestro cuerpo para que vengan muchos más años de salud y bienestar.

Paginas sugeridas: Fundanatura: Cómo desintoxicar tu cuerpo

 

 


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s